Introducción

El Consejo Nacional de Investigación - Instituto de Geociencias y Georrecursos, con el apoyo de la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo, ha elaborado, junto con sus socios, el proyecto Agua Futura - "Actividades de formación e investigación dirigidas a la monitoreo y modelización de la calidad y cantidad de los recursos hídricos y los aspectos psicosociales asociados en zonas piloto de El Salvador y Guatemala".

La disponibilidad, calidad y distribución de los recursos hídricos es una prioridad directamente relacionada con el desarrollo sostenible, la salud y la erradicación de la pobreza.

El IGG-CNR y sus socios han elaborado la propuesta con el objetivo de llevar a cabo la capacitación y desarrollar la investigación hidrogeológica en los sitios piloto identificados con el apoyo del Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de El Salvador y Guatemala, así como verificar los aspectos psicológicos y sociales relacionados con la disponibilidad y calidad del agua.

En estos lugares no sólo se llevan a cabo investigaciones de campo, sino también acciones de sensibilización con la población local, fortalecimiento institucional, rehabilitación de infraestructuras y acciones de desarrollo productivo en agricultura y acuicultura. Las acciones se desarrollan centrándose en la capacitación de la comunidad, lo que permitirá a la población local asumir la responsabilidad de la gestión de los recursos hídricos.

La modalidad de acción sinérgica entre la investigación científica y la dimensión psicosocial -como la experimentada por el proyecto "Sa.Pe.Vo" (Salvador, Mitigar Peligro Volcánico)- ha sido retomada en este proyecto, en el que la formación, la investigación y las acciones académicas se combinan con enfoques psicológicos y sociales, permitiendo abordar el tema en todas sus vertientes.

El proyecto consta de una fase de formación, una fase de investigación y una fase operativa. La duración total se ha fijado en dos años y en ella participarán varias instituciones italianas y centroamericanas de prestigio. El responsable del proyecto y de las actividades es el IGG-CNR de Pisa, que cuenta con la colaboración de prestigiosas universidades italianas (UNIFI y UNIROMA Sapienza), institutos de investigación italianos (INGV, CNR-IFC y CNR-ICCOM), dos ONGs italianas (ACRA e ISCOS) con larga experiencia en Centroamérica, universidades centroamericanas (UES y USAC) y los Ministerios de Medio Ambiente, Educación y Salute de los países involucrados. La fase de formación es la más delicada y se desarrolla a través de dos maestrías en Hidrogeología, un Máster en Psicología Clínica de Comunidad y la Formación Continua de los líderes comunitarios. Al mismo tiempo, las ONGs desarrollarán las actividades previstas por el proyecto para que todo se desarrolle simultáneamente y de acuerdo con el programa aprobado por la AICS.

Está previsto realizar cursos intensivos para técnicos y profesores centroamericanos en las instalaciones italianas involucradas en el proyecto.

La investigación se llevará a cabo en los sitios piloto definidos en el proyecto, en las áreas de gestión y evaluación cualitativa y cuantitativa de los acuíferos. Para la investigación se utilizarán técnicas geológicas, hidrogeológicas, geoquímicas y geofísicas. La geología identificará las principales rocas que constituyen el acuífero y sus características físicas. Las técnicas hidrogeológicas estudiarán los aspectos hidrodinámicos de los sistemas de circulación del agua subterránea. Los análisis químicos, isotópicos y físicos proporcionarán información sobre el origen del agua extraída de los pozos.

La zona de investigación estará cerca de los núcleos de población y en áreas donde los resultados de la investigación puedan aplicarse. La investigación se llevará a cabo en sinergia entre el IGG-CNR, la FIA/UES, la FM/UES, la FI/USAC, la Escuela de Ciencias Psicológicas/USAC, el MARN con la colaboración de las universidades italianas UNIFI y Uniroma 1 y el INGV.

El problema de la disponibilidad de agua de buena calidad surge como una cuestión crucial, no sólo desde el punto de vista hidrogeológico, sino también a nivel psicosocial, donde surge la necesidad de desarrollar estrategias y acciones para controlar y/o reducir los conflictos en las comunidades. La investigación sobre los aspectos psicosociales en los sitios piloto proporciona información útil tanto a la comunidad científica y a las instituciones locales, como a los investigadores del ámbito hidrogeológico que deben desarrollar actividades de investigación para mejorar la calidad y la cantidad del agua en los sitios piloto.